La Riviera Maya – Misterio y belleza

pic1La Riviera Maya es famosa en todo el mundo por su riqueza arqueológica y la belleza de sus playas. Basta con poner un pie sobre ese territorio para quedar sumergido entre sus misterios y encantos.

Los mayas se dieron a conocer gracias a sus avanzados y perfeccionistas sistemas de arquitectura y sus impresionantes capacidades en la astronomía y matemática, además fue la única cultura precolombina que poseía una lengua propia. En la actualidad muy pocos habitantes de la zona manejan la lengua Maya, y por ello se impulsan políticas educativas para que el idioma sea estudiado en las escuelas y no se pierda entre las generaciones.

Una de las más visitadas, famosas y emblemáticas locaciones de la Riviera Maya es el Chichén Itzá. Representa una extensión de aproximadamente siete kilómetros cuadrados en donde aún se erigen las más impresionantes muestras de la arquitectura maya, una de ellas es la majestuosa Pirámide de Kukukán la cual muestra el calendario maya. En sus alrededores se pueden encontrar un cementerio y otras estructuras con imágenes talladas en piedra realmente impresionantes.

Otro lugar que no se puede dejar de visitar es Tulum, allí se puede disfrutar de una de las mejores vistas al hermoso Caribe Mexicano. Su estratégica ubicación lo convirtió en un puerto para la población maya, desde donde podían observar y prevenir la llegada de cualquier tipo de embarcaciones, su importancia comercial lo mantuvo activo incluso luego de la llegada de los españoles al territorio mexicano.

Cobá es otras de las bellezas imperdibles de la Riviera Maya. En esta oportunidad las edificaciones se encuentran rodeadas e incluso en algunos casos cubiertas por una densa vegetación selvática. Con guías turísticos muy bien preparados se puede conocer parte de la historia que esconde edificaciones como la Pirámide del Dintel Pintado y el Templo de la Iglesia. En la pirámide está permitido el ascenso sobre sus escalones, y desde arriba la vista es simplemente fenomenal. Un camino de piedras blancas guiaba a los mayas desde allí hasta el Chichén Itzá, y misterios de sacrificios y Dioses envolvieron ese territorio por mucho tiempo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *